SÍGUENOS

Cultura

Nueva exposición inmersiva de Frida Kahlo a CDMX

La exposición está disponible en el Frontón México del 6 de julio al 31 de agosto de este año.

Comparte

Publicado el

Exposición inmersiva de Frida Kahlo

Llega a CDMX la exposición de la artista mexicana más reconocida, en la cual se podrán ver sus pinturas en grandes pantallas, haciendo al espectador avivar otros sentidos además de la vista para sentirse parte del arte presentado de las obras más reconocidas de Frida.

Luego de las exposiciones de Van Gogh, Monet, Da Vinci, entre otros, por fin llega el turno de la pintora mexicana Frida Kahlo, en el marco de la conmemoración de los 114 años desde su natalicio, con esta exposición inmersiva, la cual estará formada por 26 cuadros de Frida como ‘Recuerdo’, ‘Yo y mis pericos’, ‘Autorretrato con moño y listón’ o ‘Columna rota’.

A su vez, el recorrido irá acompañado del folklore y el talento de compositoras de música tradicional mexicana de estados como Oaxaca, Chiapas, Toluca y CDMX. La idea es que cada espectador pueda disfrutar la exposición a su gusto, sin un sentido de dirección obligatorio, sin embargo, sí contarán con recorridos que tendrán una duración de entre 40 y 60 minutos, dirigidos para toda la familia.

La exposición estará dividida en en dos partes. “Criaturas fantásticas”, en el cual habrá una mezcla de todo y elementos fantasiosos; y “Trazo Libre” en la que te adentrarás a la vida de la pintora, e incluso tu mismo podrás jugar con los colores y hacer tus propias creaciones al estilo de Frida Kahlo.

Para crear la inmersión, han informado que cada obra va a “cobrar vida” con la ayuda de 90 proyectores y 50 altavoces dispuestos en el lugar, que ambientarán las escenas imaginadas por la icónica artista en una visión de 360º.

Lugar

La exposición  inmersiva de Frida Kahlo estará en el Frontón México, ubicado en Av. de la república, núm 17. Col. Tabacalera, CDMX.

Fechas

La podrás disfrutar desde el día conmemorativo del natalicio de Frida Kahlo, el día 6 de julio y hasta el 31 de agosto de este año.

Horarios y Precios

Martes y miércoles: $280
Jueves y viernes de 10: 00 a 15:00: $300
Jueves y viernes de 16:00 a 19:00 $360
Sábados y domingos: $360

 

Los boletos estarán disponibles a través de Ticketmaster el sábado 19 de junio.

Comparte

Cultura

Equinoccio de otoño: esto es lo que tienes que saber

El otoño durará 89 días y terminará el próximo 21 de diciembre del 2021.

Comparte

Publicado

Cancún. – Esta tarde, a las 14:20 horas del miércoles 22 de septiembre, entrará el equinoccio de otoño, esto quiere decir que comenzarán los días más fríos y con algunas lluvias. Asimismo, debes de saber y tener en cuenta que el otoño terminará el próximo 21 de diciembre, cuando ocurra el solsticio de invierno.

¿Qué es y cuál será su duración?

Este fenómeno ocurre cuando el centro del Sol se sitúa sobre el ecuador de la Tierra, esto va a provocar que la noche y el día tengan exactamente la misma duración pues los rayos del Sol recaen de igual forma en el hemisferio norte como en el sur. Posteriormente serán las noches las que se perciban como más largas.

Esto quiere decir que el equinoccio es la bienvenida oficial del otoño. Esta estación tendrá una duración de 89 días y llegará a su fin, de nuevo, con la entrada del invierno hacia el final del año.

Con el paso del otoño, veremos que las hojas se desprenden de los árboles y los lugares con más vegetación se tornarán cafés.

Equinoccio en la pandemia

Usualmente, en la zona arqueológica de Chichén Itzá se daban cita cientos de turistas durante el equinoccio de otoño. Esto se debía a que la posición del Sol provocaba sombras en la estructura de la pirámide que simulaban el descenso de Kukulkán a la tierra.

Sin embargo, debido a la situación sanitaria por la que atravesamos, las autoridades de la península de Yucatán anunciaron que Chichén Itzá permanecerá cerrado por segundo año consecutivo.

 

 

 

 

 

Comparte
Sigue leyendo

Cultura

Hija de Picasso dona a Francia nueve obras de su padre, es la primera donación en 31 años

Es la tercera vez que el Museo Picasso recibe aportaciones familiares con esta fórmula de pago de tasas con arte.

Comparte

Publicado

Cancún.- Ocho obras de Pablo Picasso propiedad de su hija Maya pasaron este lunes a engrosar los fondos del Museo del artista malagueño en París, como pago de impuestos de donaciones al Estado francés, al igual que una escultura oceánica de su colección particular, que irá a otro museo de la capital francesa.

Es la tercera vez que el Museo Picasso recibe aportaciones familiares con esta fórmula de pago de tasas con arte, creada en 1968 por el entonces ministro de la Cultura André Malraux casi a la medida del español instalado en su país desde principios de siglo.

 

Francia celebra la llegada de nuevas obras

Consciente de que Francia apenas tenía obras del malagueño -tres solo antes de la Segunda Guerra Mundial-, el también escritor impulsó esa ley que permitió en 1973, en el momento de la muerte de Picasso, hacerse con un importante ramillete de su obra, que fue el embrión del actual Museo.

Las luchas fratricidas entre sus descendientes facilitaron la receta que permitió a Francia hacerse con 228 cuadros, 158 esculturas, 1.495 dibujos, 33 cuadernos, 1.704 estampas, 85 cerámicas y 77 obras de otros autores de la colección personal del español.

En 1990 fue su hija Jacqueline quien pagó los impuestos de la herencia con 49 pinturas, dos esculturas, 38 dibujos, 24 cuadernos, 247 estampas, 19 cerámicas y un «collage».

En 1998 Dora Maar, amante de Picasso, se acogió a esa figura fiscal y dejó su huella en el Museo.

Ahora es Maya Ruiz Picasso quien paga el impuesto de donaciones con seis pinturas, una escultura, un cuaderno de dibujos y una figura de arte polinesio que el artista tenía en su taller parisiense.

Es la más modesta de las aportaciones de la familia, pero tiene un gran simbolismo, por ser la primera en 31 años y porque la selección ha sido hecha por la propia Maya, que ha querido «dar una visión global» de la obra de su padre, en palabras de Diana Widmaier Picasso, hija de la donante.

«El museo de papá»

Fue ella, junto a su hermano Olivier, quien asistió al acto de entrega de las obras, puesto que la delicada salud de Maya, de 86 años, le impidió trasladarse hasta el palacete que alberga el que ella siempre denomina «el museo de papá».

Junto a ellos, el Gobierno francés puso toda la carne en el asador, con los ministros de Cultura, Roselyne Bachelot, que recibió el material.

Un símbolo de la importancia que París concede a esta nueva aportación al museo que, según declaró Bachelot, es «el que tiene más obras del inmenso genio que es Picasso».

«Hemos tomado una decisión política. Podríamos haber elegido el dinero, pero hemos optado por el arte», agregó la ministra, quien a siete meses de unas elecciones presidenciales marcadas por ahora por discursos nacionalistas y de ultraderecha, señaló que Picasso muestra la capacidad francesa para acoger talento del extranjero.

Todas las etapas

«Hay testimonios de todas sus etapas, desde el retrato de don José, el padre de Pablo, de 1895, hasta uno de su último periodo, de 1971», afirmó Olivier, nieto del artista.

Diana, que será la comisaria de una exposición que acogerá el Museo Picasso a partir de abril próximo sobre la colección de su madre, aseguró que en la selección parece haber «una conexión telepática» entre su madre y su abuelo.

Esa muestra será el momento de ver las nuevas obras, porque en la presentación de la donación solo se expuso una, «Niño con piruleta sentado en una silla», de 1938, en el que pintó a la propia Maya y que representa las tensiones políticas del momento, con la Guerra Civil en España y a punto de lanzarse la Segunda Guerra Mundial.

Un cuaderno de dibujos, bocetos para sus desayunos sobre la hierba, de 1962, completan la donación pictórica.

Junto a ellos, el conjunto incluye una escultura antropomorfa típica de las islas Marquesas en el siglo XIX, uno de los motivos votivos que comenzó a coleccionar a los 25 años, tras pintar «Las señoritas de Aviñón», y que mantuvo durante años en sus diferentes talleres parisienses.

Esta obra irá destinada al Museo Quai Branly, que alberga el arte no europeo.

 

Comparte
Sigue leyendo

Cultura

Museo Soumaya exhibirá pintura inédita de Diego Rivera que se creía falsa

El cuadro ‘Peregrina tlaxcalteca’ se expuso en la inauguración del Museo de Arte Moderno en 1964

Comparte

Publicado

Cancún. – Condenado a permanecer oculto porque la crítica de arte Raquel Tibol cuestionó su autenticidad, durante más de una década el cuadro Peregrina tlaxcalteca que Diego Rivera pintó en 1946 estuvo resguardado en las bodegas del Museo Soumaya.

Investigación de la pintura

El equipo del recinto decidió realizar una investigación y recopiló información para demostrar que la pintura sí es de Rivera. Finalmente, Alfonso Miranda Márquez, director del Museo Soumaya, encontró una prueba más para argumentar que la pieza es de la autoría del muralista mexicano (Guanajuato, 1886-Ciudad de México, 1957).

En su afán por fortalecer la colección, Miranda Márquez sostiene que no es resultado de un acto de fe, sino de una investigación con la que se logra comprobar que dicha obra es de la paleta de Diego Rivera. Una vez demostrado lo anterior, anuncia a que por primera vez la pintura se mostrará en una exposición, la cual será organizada próximamente en el Museo Soumaya Plaza Loreto.

El hallazgo

Siempre con la mirada atenta, el director del Soumaya relata que un día, al estar revisando un acervo, se encontró con una sorpresa: “cuando veo la foto de Peregrina tlaxcalteca colgada en el Museo de Arte Moderno, con una carta de Misrachi que la identificaba, me dije: ¡esta es la obra!”.

Miranda Márquez supo de la polémica protagonizada por Raquel Tibol (Argentina, 1923-Ciudad de México, 2015) alrededor de esta obra comprada en Estados Unidos, como parte del programa de repatriación de obra de la Fundación Carlos Slim, ya que tiene 18 años de laborar para esta institución.

Recuerda que les cuestionaron con vehemencia que ese cuadro era falso. Incluso la historiadora de arte Tere del Conde (Ciudad de México, 1938-2017), opinó que “era un falsísimo” y cuando se le informó que se investigaría a profundidad el caso, respondió que ella no creía en las indagaciones a menos que las hiciera alguno de sus alumnos, cuando el propio Miranda Márquez fue su discípulo.

Recientemente Miranda Márquez dio con parte de la historia de esta obra donde menos se lo esperaba, en el acervo del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, mismo que está conformado por cientos de documentos, entre los cuales ocupa un lugar muy especial el archivo del Museo de Arte Moderno.

La obra cuesta más de 278 mil dólares

La obra Peregrina tlaxcalteca, de Diego Rivera, de 67 por 48 centímetros, está identificada por el Museo Soumaya con el número 38908, es un óleo sobre lienzo con marco de madera tallada con aplicación de hoja de oro, de 101.5 por 81.2 centímetros, firmado en la parte superior izquierda y con la fecha de 1946.

El catálogo de la casa de subastas Sotheby’s del 26 de mayo de 2011, donde se informa que Peregrina Tlaxcalteca se vendió en 278 mil dólares, aunque tuvo un monto de salida de 250 mil a 300 mil dólares. Sotheby’s sustentó que la obra aparece en el libro Diego Rivera: pintura de caballete y dibujos, editado por el Fondo Editorial de la Plástica Mexicana en 1979, así como en Diego Rivera: catálogo general de obra de caballete, edición del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes en 2003.

 

Comparte
Sigue leyendo